Desde un comienzo nuestras líneas de trabajo han sido la colectividad, la crítica constructiva, el juego, el amor por la aventura y la valorización por las cosas hechas con cariño.

Sobre MICH

El Colectivo de Arte MICH nace de la amistad que, como grupo de amigos, teníamos en un viejo y precario taller ubicado en la calle Irarrázaval, Ñuñoa, Chile. Muchos fuimos compañeros de la universidad y, otros tantos, amigos de otros amigos. La plática grupal que continuamente teníamos en dicho lugar fortaleció nuestros vínculos y nos ayudó a comprender que las reflexiones resultaban más profundas e insospechadas cuando las hacíamos de forma colectiva.

Así, el 30 de julio del año 2010 decidimos crear el Colectivo de Arte MICH como una plataforma de contención emocional e intelectual desde dónde pensar nuestras prácticas artísticas. Además, varios de nosotros habíamos recién salido de la universidad y ambicionábamos tener una gestión cultural autónoma de la cual vivir.

Desde un comienzo nuestras líneas de trabajo han sido la colectividad, la crítica constructiva, el juego, el amor por la aventura y la valorización por las cosas hechas con cariño.

Trabajar en colectivo ha requerido de la delicadeza de todos los integrantes del grupo, pues todo lo que hacemos se trata de vínculos afectivos y efectivos. En ese sentido, valoramos enormemente el hecho de que cuando trabajamos en colectivo los resultados siempre sean inesperados, pues hacemos cosas que no nos hubiésemos atrevido a hacer de forma individual. Sabemos que “nadie es tan inteligente como todos nosotros juntos”, de ahí que cualquier tipo de avance que hagamos en el colectivo sea exponencial. Lo más importante para nosotros es la constancia, la rigurosidad, la responsabilidad, la paciencia, la impaciencia y la capacidad de asombro. Dentro del Colectivo de Arte MICH, el “yo” se funde en el “nosotros”.

El MICH ha contado con la participación de Christian Álvarez, Felipe Contreras, Ignacio Helmke y David Vargas.

Statement

Somos un grupo de amigos que trabaja bajo los principios de la aventura, asumiendo todos los peligros y costos que dicha actitud trae consigo. Sin miedo al fracaso, vamos en busca de lo desconocido, recogiendo experiencias que nos ayuden a comprender de mejor forma los diferentes contextos en los que nos involucramos. De ese modo, hemos logrado llevar a cabo un amplio abanico de actividades artísticas y culturales, así como exposiciones de artes visuales, tanto en gestiones institucionales como autónomas, talleres de prácticas artísticas, curatorías nacionales e internacionales, e intervenciones artísticas en el espacio público. Todas nuestras acciones son producto del diálogo, reflexión y práctica constante.

Trabajamos al alero de las artes visuales. Desde allí, proponemos resultados ligados a las prácticas tradicionales de la disciplina, como el dibujo, la pintura, la construcción volumétrica y el diseño. Lo anterior, en contextos donde dichas prácticas susciten imprevistamente nuevas formas de pensar la realidad.

Hemos cumplido 6 años de vida. Lo que nos permite decir que hemos sido hijos de la contingencia, del entusiasmo, y del buen humor. Bajo esos parámetros hemos creado una ética particular de trabajo artístico fundada en la honestidad, la no-violencia, la transparencia y el profesionalismo, lo que, a grandes rasgos, podría ser entendido de la siguiente forma: no le hemos copiado a nadie, reconocemos siempre nuestras influencias; no hemos abusado de nadie, evitamos el hostigamiento innecesario; compartimos públicamente las cosas que hacemos y/o reflexionamos, por ejemplo, a través de nuestra página web; y, a contrapelo de nuestra galopante torpeza, cumplimos con nuestros compromisos. Todo lo anterior, liderado por un gracioso espíritu jovial que se alimenta de la aventura y se maravilla de las cosas hechas con cariño.

Integrantes

  • Juan Durán

  • Diego Ramírez

  • Diego Lorenzini

  • Fernanda Vergara

  • Alexis Llerena

  • Javiera Muñoz

  • Sebastián Riffo

  • Héctor Selector

  • Pilar Quinteros

  • Simón Catalán