“Querido diario” de José Luis Villablanca

Relaciones Sociales Entre Empleados 5 abril, 2013 Categoría:

[slider slider_type=”attachments”]

flayer Joe Villablanca 

Inauguración: 5 de abril a las 20:00 hrs

Querido diario es la muestra del artista y músico nacional José Luis Villablanca, la que se llevará a cabo entre los días 5 y 19 de abril del presente año en las dependencias de la Galería de Arte Contemporáneo MICH en Carlos Larraín Claro 1981, depto. 1, Santiago de Chile.

Ésta se compone de más de 40 piezas construidas con la técnica del papel maché (papel masticado o machacado): mezcla de agua, papel y cola que se endurece una vez que el agua se evapora. En el caso específico de las obras de Villablanca, éstas carecen de algún tipo de pegamento, pues solo se dieron forma gracias a la fricción entre el agua y el papel, reduciendo al mínimo las materialidades de construcción volumétricas. Dichas pieza son, a su vez, moldes de variados objetos pertenecientes al universo de lo cotidiano, tales como potes de mantequilla, vasijas y palas para recoger la basura, entre otros variados objetos. Es decir, todo aquello, que desde la perspectiva de Hernan Parret, tiene como características “la reiterabilidad y la repetición”.

Cada objeto tiene impregnado un sinnúmero de “pistas nostálgicas”, adjetivo ocupado por Claudio Torres para con la obra de Villablanca, en el contexto  de la exposición “Joe Villablanca/Felipe Mujica”, realizada en Galería Gabriela Mistral del 29 abril al 20 mayo de 1997. Dicho calificativo es muy pertinente para el caso de Querido diario, pues evidencia el trabajo manual del artista y sus distintas pulsiones, su propio gesto al que se sigue entre el vaivén de la tensión y distención perceptiva, tal como si fueran pinturas. Todo esto mezclado con la comprensión nostálgica de Cioran[1], con la que Villablanca construye sus objetos: una pugna entre el objeto cotidiano y su superación existencial por su molde manufacturado. De más está decir que, más allá de comprender la pista como una huella y gesto, ésta representa también la estructura musical con la que Villablanca construye sus propias canciones.

Las obras de Villablanca siguen una línea de pensamiento de más de 20 años de reflexión en torno a las nociones de molde, desmolde, objeto cotidiano y la relación que establecen éstos con la tradición del Still Life o Naturaleza Muerta en la pintura.

Sebastián Riffo

 

Biografía

José Luis Villablanca, artista visual y músico, nació en Santiago en 1971. Se Licenció en Arte con Mención en Grabado en la Escuela de Arte de la Universidad Católica; además, es integrante del grupo de música ‘Maestro’, gestor de Galería Chilena y, posteriormente junto a Ana Sanhueza, YONO. Su trabajo se caracteriza por la incorporación de materiales inéditos y por ampliar los tradicionales conceptos del arte, postulando renovaciones propias del arte contemporáneo. Su producción se visualiza como un todo, donde a la obra plástica se agrega, de modo indisoluble, la música que crea y los medios audiovisuales que incorpora en el montaje. Obtuvo el FONDART en 1996 y ha expuesto en varias ocasiones, tanto en Chile como en el extranjero.

 


[1] “La nostalgia es una forma de superar el presente. La vida sólo tiene contenido en la violación del tiempo. La obsesión del más allá es la imposibilidad del instante. Y esta imposibilidad es la nostalgia misma” (Cioran, Ejercicios Negativos,  Taurus, 2007 p. 115)